mié. Dic 8th, 2021

Noche donde la lluvia estuvo presente en gran parte del juego, pero que no pudo apagar al pitcheo de los Bravos de Atlanta que nulificó a la ofensiva de los Astros de Houston. La victoria fue para Atlanta por 2-0 y con esto pusieron la Serie Mundial a su favor por 2-1.

Ian Anderson con su porte y control de pitcheo hizo recordar a los aficionados de los Bravos a los grandes pitchers que en los noventas hicieron de la novena roja uno de los staffs más poderosos de la Gran Carpa. Repartió cuatro ponches y dio tres pasaportes, pero con todo y eso estaba lanzando sin hit ni carrera hasta que su manager, Bryan Snitker decidió pedirle la pelota.

El bullpen se hizo cargo del juego desde la sexta con AJ Minter y Luke Jackson colgando argollas, pero en la octava se rompió el No-No gracias al sencillo de Aledmys Diaz a la zona del jardín izquierdo donde parecía que Eddie Rosario podía atrapar la de costuras. El sencillo cayó ante los lanzamientos de Tyler Matzek.

En la novena entrada Will Smith permitió otro hit, pero los Astros no fueron capaces de inquietar al cerrador que al final sacó a flote el juego en el que salió con el salvamento, mientras Anderson se llevó el triunfo. La derrota fue para Luis García que permitió una carrera.

Riley y d’Arnaud fueron los héroes de la noche

Fue en la baja de la tercera entrada cuaando Austin Riley con doblete impulsó a Eddie Rosario que había recibido pasaporte. Cabe destacar que Atlanta tuvo casa llena con sólo un out, pero Adam Duvall y Travis d’Arnaud fallaron.

La revancha para dArnaud llegó en la octava baja cuando conectó solitario cuadrangular para poner el 2-0 que sería suficiente para que los Bravos se llevaran el tercer juego de la Serie Mundial.

El sábado será el cuarto duelo de la serie a las 7:09 pm (Centro de México). Con la ventaja de 2-1 de Atlanta, los Astros apostarán por Zack Greinke como su abridor, mientras Bravos aún no anuncia quien irá a la loma.