lun. Nov 29th, 2021

Con goles de Christian Pulisic al 74′ y Weston McKennie al 85′, Estados Unidos derrotó a la selección mexicana en un partido para el olvido para los dirigidos por el Gerardo Martino

Llego la fecha 7 de las eliminatorias rumbo a la copa del mundo y quien seria el partido más destacado de la semana sería el denominado “Clásico de la Concacaf”, de nueva cuenta ambas selecciones se verían las caras en este año y con la antesala de lo sucedido en el verano pasado donde el conjunto de las barras y las estrellas les arrebató el campeonato de la Nations League y la copa Oro a México por lo que los dirigidos por el “Tata” tenían la obligación de buscar la revancha en suelo norteamericano.

Un encuentro sin muchas emociones por parte de los dos conjuntos, por su parte México con la ausencia de Moreno pero con Johan Vásquez en la saga defensiva se hicieron presentes, Estados Unidos aunque con Pulisic arrancando en la banca saltó a la cancha con el objetivo de llevarse tres puntos importantes; el primer tiempo fue más notorio el ir y devenir del balón sin un rumbo fijo y donde a pesar de la oportunidades que generaron los equipos, ninguno pudo siquiera rasguños a los arcos por lo que todo tuvo que esperar hasta la segunda mitad para sentenciarse.

El juego aún parecía atascado y sin una dirección, fue ahí cuando Pulisic haría acto de presencia al entrar para la segunda mitad y aunque algo tocado por una lesión sufrida en el Chelsea, pudo responder de la mejor manera a Berhalter pues a los 74′ minutos y ya con un partido caliente debido a la intensidad del juego, el estadounidense abriría el marcador dejando atónitos a los aficionados mexicanos quienes aún no se reponían cuando luego de una excelente acción individual, Weston McKennie sentenciaba el encuentro con un dos a cero final.

Con este resultado México pierde momentáneamente el liderato del octagonal de Concacaf  y su tercera derrota consecutiva contra Estados Unidos en la era de Gerardo Martino quien sufre su primer descalabro con el tri en eliminatorias mundialistas.