dom. Dic 5th, 2021

Agónico empate a un gol que rescató el Club Puebla en su visita al “Gigante de Acero” de los Rayados de Monterrey debido a que jugaron todo el segundo tiempo con uno menos e incluso en los últimos cinco minutos jugaron con nueve elementos.

En duelo correspondiente a la fecha 1 del Apertura 2o21 el cuadro de Rayados se presentó ante su gente con el ímpetu de ser protagonistas durante el juego generando las opciones más claras de gol, pero sin efectivos. Vincent Janssen y Duván Vergara sus hombres más peligrosos.

(Foto: Alfredo Lopez/JAM MEDIA)

Al minuto 41 los camoteros sufrieron la expulsión de su central, Juan Pablo Segovia, debido a un jaloneo en mano a mano con el atacante de Rayados. Dicha acción fue señalada por el colegiado del juego, Óscar Mejía, además de que los poblanos sufrieron la baja de Daniel Aguilar debido a una lesión.

La segunda parte transcurrió con Monterrey teniendo la posición de la pelota, pero sin ser claro a la hora de entrar a la meta poblana y conforme el Puebla modificó fue más difícil para los Rayados crear ocasiones de gol. Esto se agudizó más con la expulsión del juvenil rayado, Edson Gutiérrez por doble amarilla tras darle un manotazo en la cara a Maximiliano Araujo.

(Foto: Alfredo Lopez/JAM MEDIA)

Al minuto 88 en una jugada a balón parado a favor de los locales y tras una peinada del esférico que anticipó a Anthony Silva que salió de su arco sin percatarse que Maximiliano Meza estaba cerca de él para empujar el balón incrustando el balón en la red y así poner el 1-0 de Monterrey.

En dicha acción Meza tuvo que ser atendido ya que Silva le dio un golpe con su mano de manera accidental e incluso llegó a verse un poco de sangre en el rostro del mediocampista.

La Franja se lanzó con todo buscando el empate e incluso el técnico, Nicolás Larcamón, metió a Daniel Álvarez y a Gustavo Ferrareis buscando el gol y este llegó al 89 en una serie de rebotes culminando con un mal despeje con la mano del arquero de Rayados, Esteban Andrada dejando el balón en el área chica para que Christian Tabó marcara el de la igualada, aunque de principio se marcó fuera de lugar el VAR corrigió la acción validando el gol enfranjado.

Tras el gol poblano ambos equipos se enfrascaron en pequeños conatos de bronca y que causaron la expulsión de Tabó dejando al Puebla con nueve hombres, pero poco le sirvió al Monterrey y con el tiempo encima ya no pudieron marcar el gol de la diferencia decretando el empate.

Para la fecha 2 el Puebla recibirá en casa a las Chivas el viernes y Monterrey volverá a ser local para enfrentar a los Pumas el sábado.