sáb. Dic 3rd, 2022

La fractura entre la afición y el plantel de Rayados de Monterrey continúa. Tras la caída del equipo en Puebla, un grupo de aficionados, en su mayoría, pertenecientes a la barra del Barrial increparon a los jugadores tras la práctica siendo Rodolfo Pizarro, Sebastián Vegas, Esteban Andrada, Maxi Mexa y Jesús Gallardo los que se detuvieron para platicar con el grupo de fans.

La caída en el Mundial de Clubes y el paso flojo de Rayados en liga causó la molestia de los aficionados que señalaron a diversos jugadores por su falta de carácter y su mal momento futbolístico. Se manifestaron con pancartas dedicadas a Vincent Janssen, Pizarro, la directiva y grupo en general.

La conversación más larga la tuvo Pizarro con los fans. El jugador se mostró accesible y entabló un buen diálogo con un aficionado que le pedía, a nombre de toda la nación Rayada, que vuelve a tener el nivel que alguna vez mostró con Pachuca y en Rayados durante su primera etapa.

“El club te está dando una segunda oportunidad y tienes que partirte la madre. No respetas a la gente”, dijo el aficionado. Pizarro respondió que está consiente que no ha dado su mejor versión y que tienen derecho a exigir, sin embargo recalcó que en el club todos están en la disipación de salir del bache futbolístico.

 

Los aficionados agradecieron a los jugadores que se detuvieron para platicar con ellos. Vegas, defensa del equipo, señaló que el funcionamiento del equipo debe mejorar y se defendió de los que cuestión su profesionalismo.

No se detuvo a platicar

La tensión de Rogelio Funes Mori con la afición seguirá creciendo y más con la actitud del jugador que no se detuvo para atender a los aficionados. Esta acción podría costarle más a Funes Mori, ya que la afición está muy descontenta con el rendimiento del delantero.

El sábado Rayados de Monterrey recibirá a San Luis por lo que no sería nada extraño escuchar a la afición abuchear a algunos de los jugadores.