mié. Dic 8th, 2021

Los Bravos de Atlanta consiguieron el objetivo, coronarse campeones de MLB tras 26 años de sequía. Derrotaron 7-0 a los Astros de Houston para ganar la Serie Mundial cuatro juegos a dos.

Max Fried lanzó una auténtica joya en el montículo de Bravos. Permitió sólo cuatro hits, además de recetar seis ponches. Su inning más difícil fue el primero donde permitió dos hombres en base sin out, pero logró salir de la crisis ponchando a Carlos Correa y a Yuli Gurriel, además de dominar a Yordan Álvarez.

Su rival en la loma, Luis García, también estaba tirando buen juego, pero en la tercera entrada Jorge Soler con dos en base conectó zendo cuadrangular para darle ventaja a los Bravos de 3-0 y esto obligó al manager de Astros, Dusty Baker, a pedirle la pelota a su abridor que culminó su labor con 2.2 innings, dos hits (uno de ellos HR), tres carreras limpias y una base por bola.

En la quinta entrada Dansby Swanson conectó otro HR de dos carreras para poner la pizarra 5-0 y con doblete de Freddie Freeman llevó al plato a Jorge Soler que recibió base por bola para timbrar el 6-0, mientras que en la séptima Freeman volvió a raspar la serpentina de Houston con cuadrangular para poner el juego 7-0.

La ofensiva de Houston fue opacada por Fried, además del relevista Tyler Matzek y Will Smith que sentenció el duelo en la novena entrada. Elementos como Gurriel, Kyle Tucker, Alex Bregman y José Siri no lograron conectar imparable, mientras Altuve y Correa conectaron dos hits, respectivamente.

Celebración de los Bravos tras 26 años sin título

Fue en 1995 cuando los Bravos de Atlanta alzaron su último título de Serie Mundial, siendo los Indios de Cleveland el rival en aquella ocasión.

Este es el cuarto título de la organización en sus 150 años de historia.

Soler fue designado como el MVP de la Serie Mundial. Sin duda fue determinante para dos triunfos de los Bravos con sus cuadrangulares en el cuarto y sexto juego.