mié. Dic 8th, 2021

Tampa Bays Rays derrotó 5-2 a los Astros de Houston en el tercero de la serie final de Liga Americana (ALCS) para ponerse a una victoria de estar en Serie Mundial.

Prácticamente le salió todo bien a los Rays del manager Kevin Cash, desde atrapadas por parte de sus jardineros, nulificar el ataque de Astros que dejó 10 corredores en las bases (cinco en posición de anotar) y como cereza en el pastel de nueva cuenta Houston se vino abajo en el sexto capítulo, cuando Tampa Bay envió a 11 bateadores al plato y anotó cinco carreras con cuatro hits, dos pelotazos. Esto sucedió después de la pifia de José Altuve cuando en jugada clara de doble play no fue capaz de hacer un buen lanzamiento.

Tras el error de Altuve el manager de Houston, Dusty Baker sacó al mexicano José Urquidy, abridor de Astros, y que mantuvo a raya a Tampa Bay permitiendo sólo dos hits en cinco entradas de labor. El relevo de Astros colapso permitiendo las cinco carreras en contra.

Para el cierre del partido, el dominicano, Diego Castillo volvió a lucir en la lomita y controló el ataque de Houston para sellar la victoria 5-2 y colocar a Rays a una victoria de su segunda Serie Mundial (primera en 2008).

El cuarto juego está programado para realizarse a las 7:40 pm y Astros está obligado a ganar para seguir con vida en la serie de campeonato. Zack Greinke estará en la lomita por Astros, mientras que Rays mandará a Tyler Glasnow.