sáb. Dic 3rd, 2022

“El 2-0 es el marcador más engañoso”, frase muy marcada en el argot futbolístico y que de nueva cuenta se hizo presente. Las Chivas perdieron una ventaja de 2-0 ante el líder del torneo, Puebla, para perder 3-2 con todo y detalles arbitrales. Los de Larcamón seguirán en la cima del Clausura 2022.

En duelo de dos caras, las Chivas mostraron un gran futbol en el primer tiempo, domando por completo a los Larcaboys que no supieron como frenar los embates tapatíos. La primera acción de gol llegó en los primeros segundos de juego en una muestra de que los dirigidos por Marcelo Michel Leaño iban a apretar la salida poblana.

Las Chivas se fueron arriba en el marcador gracias al tiro desde fuera del área grande de Miguel Ponce. Le pegó con la parte interna del pie izquierdo para ponerla en el ángulo sin posibilidades para Antony Silva. La anotación fue al 26′ y con esto las Chivas reflejaban su superioridad.

Los avances del Chiverio bajaron sin embargo la tenencia del balón fue suya durante la primera parte y al 41′ en una jugada por la banda donde el Puebla perdió el balón en el mediocampo donde Roberto Alvarado condujo el balón y metió un centro por abajo donde luego de una pantalla para engañar a Silva apareció  Alexis Vega para solo empujar el balón y poner el 2-0.

Cambiaron las papeles en la segunda mitad

Tras la sacudida muchos esperaban que el Puebla hiciera cambios para intentar mejorar su rendimiento, pero salió con los mimos 11, pero la diferencia fue la presión. El Puebla salió con otra actitud y al 50′ logró ponerse en el marcador tras un pase bombeado de Jordi Cortizo sobre la banda para Fernando Aristeguieta que estaba en buena posición para enfilarse solo ante Raúl Gudiño y así sacar ponte remate y crucificara al arquero para acercar a los poblanos.

Con el 2-1 el Puebla creció y siguió empujando hacia la meta del Chiverio que perdió la posición del balón. Al 67′ en una jugada donde Lucas Maia le robó el balón con aparente falta a Christian Calderón el Puebla recuperó con Kevin Ramírez conduciendo por la banda colocando un centro raso para que Jordi Cortizo empujara el balón para el 2-2. La jugada fue reclamada por los jugadores tapatíos causando la expulsión de Vega y la amonestación a Gudiño.

La fiesta no terminó ahí y es que al 78′ apareció Guillermo Martínez aprovechando un centro de Maia desdela banda izquierda hasta la profundidad del lado derecho donde con la parte interna El Comandante con la parte interna del pie bombeó el balón para culminar la voltereta poblana.

La polémica se hizo presente al final del juego cuando Israel Reyes agarró a Hiram Mier, pero el árbitro no marcó un penal que era claro. La molestia de la nación Chiva se hizo presente y al final no lograron empatar el juego.

Estadística que alienta a los poblanos

Con 17 puntos el Puebla seguirá en la cima del torneo siendo este su mejor arranque del torneo en la historia de los torneos cortos. El martes La Franja se medirá a los Bravos de Juárez en el Cuauhtémoc, mientras las Chivas, con tres derrotas seguidas, enfrentarán al San Luis el miércoles.