mié. Feb 8th, 2023

Rally de nueve carreras en el segundo capítulo y joya en la loma de disparos por parte de Kurt Heyer guiaron al triunfo a Pericos de Puebla 9-0 sobre Piratas de Campeche en el primero de la serie en el Nido Verde.

En juego pactado a siete entradas, el juego comenzó con media hora de retraso debido a la intensa lluvia que cayó en el inmueble, pero cuando se cantó “play-ball” nada pudo detenerlo y la Novena Verde aprovechó el poder de sus bateadores para sacar el triunfo.

La ofensiva poblana detonó en segundo rollo; Luis Verdugo inició la tanda con par de pasaportes consecutivos, después de ello la ofensiva poblana hilvanó cinco imparables, cuatro de ellos productores, cortesía de Peter O’Brien, Antonio Lamas, Armando Aguilar y Luis Cossío, posterior a esto, apareció Danny Ortiz con su jonrón 31 de la campaña, para empujar tres anotaciones más, finalmente apareció Gabriel Gutiérrez con hit al izquierdo para la novena carrera de la entrada.

Heyer lució en la loma de disparos en seis entradas de labor sin permitir carrera, sólo permitió cuatro hits y dió tres pasaportes, con esto el norteamericano alcanzó su sexto triunfo de la campaña. El juego lo completó Vicente Campos con una entrada de labor, mientras que la derrota fue para Luis Verdugo.

Lo curioso en el duelo

Campeche se había puesto en la pizarra en la segunda entrada con fly al izquierdo que Luis Cossio no logró atrapar en lo que parecía un out seguro. Luis Ramírez desde tercera timbró la carrera de Piratas, sin embargo Cossio lanzó a tercera para sacar a Luis Pérez y después Antonio Lamas lanzó a segunda para finiquitar el doble play sacando a Carlos Paulino y así cerrar la tanda.

Parecía que la carrera era un hecho, sin embargo, gracias al comentario en la crónica de Miguel Ángel Byrd se explicó que el error de Cossio generó que los dos outs conseguidos fueran “forzados” por lo que en las reglas del juego se dice que cuando esto ocurre la carrera no es válida.

Esta acción tardó en modificarse en el score del juego, pero al final se decretó que la carrera no era válida y Piratas se fue en blanco del juego.