dom. Dic 5th, 2021
Grandes en México

¿Existen o son espejos?


Buen día a todos mis lectores. Les agradezco el favor de su atención como cada jueves para compartirles mi opinión acerca de los temas más “quisquillosos” del deporte y en esta ocasión no será la excepción, ya que arrancaré con cierta declaración que hizo “Paquito” Jemez, luego del duelo ante Lobos el sábado. Sólo necesité una palabra para hacer un análisis profundo acerca de la palabra “grande”, así que pónganse cómodos que aquí arrancamos la columna de Palco Deportivo conmigo, su pana, Luis Ángel Díaz.

“Nosotros no somos un equipo grande. Hoy lo hemos dejado muy claro (frente a Lobos BUAP) que no somos un equipo grande”, fueron las palabras que dijo Jemez, luego del 3-0 que le propinaron los Lobos de la Buap el sábado. Sin duda fue una reacción que dejó eco, no sólo en los corazones celestes, sino que toda la prensa mexicana se encargó de hacer trizas a jemez, exigiendo, en algunos casos, que la directiva optara por despedir al español, cosa que por supuesto no sucedió.

En el argot futbolístico la palabra “grande” es empleada para los equipos que cuentan con un historial de títulos y que constantemente están en la lucha de buscar uno nuevo, sin embargo en el futbol mexicano esa palabra no debería existir y quiero dejar en claro que concuerdo con lo que dijo Jemez, sin embargo no sólo aplica para el Cruz Azul, sino que encaja en los otros tres equipos que se hacen decir “grandes” en el futbol nacional.

Este término hace daño y si bien es cierto que cada aficionado tiene su derecho para considerar a su equipo como el mejor, la realidad dista mucho de acercarse a la que proyectan, tanto aficionados como a la prensa deportiva. Al fin salió un técnico a decir las “verdades incómodas” y resulta que a nadie le gusta, pero como dije, hay que ir más allá y nos daremos cuenta que no sólo encaja con la “máquina”, sino que también con los otros “tres grandes” y a las pruebas me remito.

¿Por qué?…dejando de lado lo que ha pasado en este torneo sólo basta recordar que el América desde el año 2000 ha conseguido cuatro títulos (12 en total), Pumas también tiene cuatro (7 en su historia), Chivas tiene 2 títulos (12 hasta el momento) y Cruz Azul que no ha ganado liga desde el 98 (8 en total); entonces ¿como podríamos usar el mote de “grande”? cuando nos topamos con que el Toluca y Pachuca han ganado 5 ligas y Santos 4 en el mismo periodo de tiempo y no se les considera grandes por dos sencillas razones:

  • ·         No son populares.
  • ·         En el acumulado de títulos no superan a Chivas, América, Cruz Azul y Pumas.


En México existe “el populismo” y así es como deberíamos dejarlo, ya que no ha habido un equipo de época desde aquel Toluca de 1999 al 2010 cuando ganó la mitad de los títulos que tiene hasta el momento (12).

Para mí, un equipo “grande” es aquel que gana títulos cada año y ejemplos tenemos varios, en España está el Barcelona que desde el 2000 ha ganado ocho ligas, en Inglaterra tenemos al Manchester Utd con ocho; en Italia la Juve igual con ocho scudettos; en Alemania el Bayern Munchen con 12, en la Ligue 1 de Francia el Lyon ha ganado 7 títulos d elija local y en Holanda el PSV con nueve trofeos de liga.

Así de simple, en México no hay grandes, en México tenemos una liga muy competitiva en el que es difícil pronosticar quien podría ser campeón y así lo dice la historia. En México hay equipos populares e históricos, pero el término “grande” no existe en nuestro balompié.

Regresó la “Fernandomania” a Dodger Stadium

Previo al arranque del asegundo juego de la Serie Mundial entre Dodgers y Astros aparecieron tres símbolos de los setentas y ochentas de la franquicia angelina como lo son Vin Scully, cronista retirado, Steve Yeager, quien ganara con los Dodgers el anillo de la serie mundial en el 81 y por supuesto Fernando Valenzuela.

Todo comenzó cuando Scully tomó el micrófono para anunciar que el lanzaría la primera bola del juego dos para lo que llamó a Yeager para que fuera el cátcher, sin embargo cuando Vin iba a lanzar mencionó que no podía hacerlo, ya que sentía un malestar en el brazo por lo que pidió que se acercara un pitcher zurdo. La cámara enfocó a Clayton Kershaw, quien ganó el juego 1 ante Astros, para que lanzara la pelota. Cuando todos pensaban que Clayton sería el indicado apareció en el bullpen angelino el “Toro” con su casaca #34 para lanzar la pelota a su excompañero de equipo.

Fue un momento muy emotivo, no sólo para los Dodgers, sino para todos los mexicanos que recordaron las grandes hazañas de Valenzuela en las Grandes Ligas.



Noche de “bambinazos” en Dodgers Stadium

La noche fue mágica para los amantes de las ofensivas beisboleras ya que como cometas cayeron los cuadrangulares, tanto de los Dodgers como de los Astros. Hacia el final de la octava entrada los angelinos ganaban el duelo 3-1, con sólo dos Homer Runs de Corey Seager (impulsando además a Chris Taylor) y Joc Pederon, mientras que por los Astros Alex Bergman anotó la carrera de la quiniela.

La reacción de los Astros fue brutal ya que en la octava entrada Carlos Correa conecta sencillo por el central e impulsa a Bergman a la registradora, los Astros se acercan 3-2 y en la novena alta Marwin Hernández conectó cuadrangular para empatar el duelo y mandar a extra-innings.

Para la parte alta del onceavo episodio José Altuve y Carlos Correa, en un espalda con espalda, conectaron HR, para poner la pizarra 5-3, pero en cuanto los Dodgers tuvieron su turno al bat, Yasiel Puig apareció con el “cuban style” y conectó vuelacercas solitario para que después “Kike” Hernández impulsara a Austin Barnes y poner el juego 5-5.

SPRINGER FUE EL HÉROE  DE LOS ASTROS

Todo acabó para los Dodgers cuando en la doceava entrada George Springer conectó HR llevándose por delante a Maybin y los Astros nuevamente se ponían en ventaja 7-5 y aunque Charlie Culberson acercó a los Dodgers 7-6 en la pizarra no fue suficiente ya que Puig se ponchó y con ellos acabó el partido.


Los Astros se llevaron un triunfo de suelo angelino y también le arrancaron a los Dodgers una marca de 90 ganados en fila después de la octava entrada, además del record del bullpen de los Dodgers que tenía 28 innings seguidos sin permitir carreras.


Todo podría definirse en Houston en los juegos tres, cuatro y cinco. Por cierto, la serie arranca el viernes a las 19:00 pm y tendrá a Yu Darvish, por Dodgers, enfrentándose a Lance McCullers por los Astros.

SmackDown Live dio el primer golpe a Ram previo a Survivor Series

Una fiesta fue lo que armó el elenco de SmackDown cuando el lunes invadió la marca roja, arrasando con divas, camarógrafos y superestrellas por igual. Shane McMahon fue claro con Kurt ANgle, manager de Raw, exigiéndole que llevara a Survivor Series lo mejor de su elenco.

Hasta el momento no se sabe cual será la respuesta de RAW, sin embargo SmackDown confirmó que Randy Orton será uno de los que formen parte del equipo de cinco superestrellas que represente a la marca azul, mientras que en la marca roja se especula que Roman Reigns podría ser un integrante sorpresa.  


Habrá que esperar hasta el lunes para saber que es lo que pasará en el WWE Universe.

Posdata

Agradezco por haber leído esta columna y por supuesto que espero sus comentarios para enriquecer aún más la comunidad de Palco Deportivo. Nos escuchamos el viernes a las 13:00 pm (hora México) a través de RadioUBJ para informarles de todo lo que aconteció en esta semana deportiva.