jue. Dic 2nd, 2021



Por: Luis Ángel Díaz

Muy rápido ha sido la primera semana del mundial Rusia 2018 y tengo que admitir que me ha dejado boquiabierto por el desempeño de varias selecciones que llegaron a la competencia como presuntas víctimas y que al final terminaron por vender cara la derrota ante los gigantes del orbe futbolístico. Selecciones como Australia, Japón, Senegal, Islandia y México han desplegado un juego de conjunto que llamó la atención de periodistas y aficionados del mundo.
La primera sorpresa fue Australia que le compitió de buena manera a una de las favoritas a llegar a los duelos decisivos del mundial, Francia. Un partido complicado para los franceses que fue definido por un penal de Griezmann y un gol en la línea anotado por Pogba. En diversos tramos del duelo la selección de Australia tuvo el control del balón, sin embargo la falta de un killer se notó, ya que su máximo referente, Tim Cahill, ya está en los últimos momentos de su carrera.

Japón y Senegal armaron una auténtica revolución en el grupo H y se apoderaron de los primeros sitios a costa de los favoritos, Colombia y Polonia. Los nipones dieron cuenta de una selección colombiana que pagó caro el salir tan impetuosa ya que en los primeros minutos Carlos Sánchez ocasionó un penal, seguida de su expulsión para condicionar el juego de los sudamericanos para caer 2-1. Los japoneses mostraron un juego dinámico y ordenado en la defensa para poder contener a Rodríguez, Falcao y compañía.



Por otro lado, Senegal levantó en alto la mano por los equipos africanos que para ser honesto me han decepcionado. Los senegalenses mostraron garra y contundencia ante una Polonia que llegaba con muchas expectativas a esta copa del mundo, pero que se vio sorprendido por un conjunto bien dirigido por Aliou Cissé.


Islandia sin duda dio una gran campanada al empatar con Argentina, con el agregado de que Messi falló un penal en el segundo tiempo y que pudo haber significado la victoria para los dirigidos por Sampaoli. Los vikingos mostraron un gran juego defensivo y tuvieron algunas acciones que pusieron en predicamento a Willy Caballero.



Las grandes potencias del futbol deben replantear sus estrategias de cara a la segunda fecha para evitar cualquier sorpresa o escándalo mundial; que ya tiene a Uruguay y Rusia como clasificados y lastimosamente a Egipto, Marruecos y Arabia Saudita fuera de cualquier posibilidad de avanzar.
México con todo para avanzar

La mayor campanada en los últimos mundiales la dio nuestra selección al ganarle, a toda ley, a la poderosa Alemania que con todo y su historia, talento, logros, no pudo descifrar el laberinto puesto por Juan Carlos Osorio que calló muchas bocas e hizo que muchos se retractaran respecto a su manera de ver el futbol.

Debo decir que aunque confiaba en que México podía dar la campanada, era una confianza basada en la ilusión que me genera cada mundial, ya que los resultados no habían acompañado el proceso mundialista, al menos en los amistosos y en competencias ante equipos de primer calibre.



Alemania se vio rebasada en estrategia y aunque fue un vendaval ante el marco defendido por Guillermo Ochoa debemos destacar el gran trabajo de los 14 jugadores que vieron acción en el partido y es que sería injusto para mi señalar a unos más que otros, ya que como ellos han dicho “se trató de un trabajo en equipo”.

El grupo no podía pintar de mejor manera para los nuestros y es que de ganarle a Corea el sábado asegurarían estar en la segunda fase del mundial y continuar con el deseo perverso que ha significado para cada generación mundialista, el dichoso y por muchos odiado, quinto partido.

Osorio le dio a México el resultado más importante en toda su historia, pero es claro al decir que para ellos el trabajo aún no está hecho y las expectativas que ellos mismo tienen son muy altas y van más allá del quinto partido.

Pensando en el partido ante los coreanos se ha manejado que veríamos dos cambios en el once titular siendo Jesús Manuel Corona y Jonathan Dos Santos los nombres que han sonado para sustituir a Carlos Vela e Hirving Lozano en el mediocampo mexicano.

Lo que es un hecho es que J.C.Osorio parece que al fin podrá trabajar con menos presión ya que la crítica hacia su forma de juego bajó considerablemente por parte del periodista, así como del aficionado.

Es un hecho que si México mantiene este ritmo de juego, ya sea con ese mismo 11 titular o con otro (dependiendo de lo que visualice Osorio) se puede soñar con llegar al quinto partido y ¿Por qué no? Más allá.

“Imaginemos cosas chingonas”
– Javier Hernández.

Les recuerdo que este jueves a las 5 pm en #RadioUBJ comienza Palco Deportivo completamente en vivo a través del link que ustedes ya conocen. También pueden ver el programa a través de Facebook Live en Palco Deportivo.

También estamos en Ivoox, donde pueden escuchar la repetición de nuestros programas semanales y en Podomatic donde comparto esta columna en audio.

En fin, son muchas redes en las que pueden encontrarme, los invito a que ayuden a que la comunidad de PALCO DEPORTIVO SIGA CRECIENDO.
Excelente fin de semana les deseo a todos.

Damas en Rusia 2018